Home > Deco > Textiles y textura en decoración: el retorno del macramé

Textiles y textura en decoración: el retorno del macramé

tapices macrame decoracion

El estilo bohemio, retro y rústico lleva varios años asentado en la decoración, con algunos pequeños matices que van cambiando año a año. Gracias a esta evolución y este retomar viejas tradiciones y darles un nuevo aire, el macramé está volviendo. Cada vez es más frecuente encontrarse con textiles de macramé en decoración: detalles colgando de las paredes y en distintos elementos decorativos realizados con esta técnica. Ya lo vimos hace unos años en Plantas de interior para colgar, cuando el macramé empezaba a hacerse su hueco de nuevo en nuestras casas.

El macramé es el elemento perfecto para dar a tu casa un toque rústico y evocador. Los detalles hechos a mano con materiales naturales y objetos que tienen una segunda vida, y transmiten un ambiente desenfadado y creativo. Puedes añadir mil y un detalles que aportarán a tu casa personalidad.

¿Qué son los tejidos de macramé?

El macramé es una técnica con más de 4.000 años de origen sirio y persa que consiste en el arte de hacer nudos con sogas de algodón, yute, lino y otras fibras naturales para crear formas con alto valor decorativo. La técnica cuenta con infinidad de nudos, que se van combinando hasta dar lugar a paneles y otras estructuras a las que se les pueden dar distintas funciones.

Los tejidos de macramé se pusieron de moda en los años 70 y, como todas las modas son cíclicas, vuelven a día de hoy con más fuerza que nunca. En la decoración actual, se utilizan como complementos al estilo tropical y étnico, así como un detalle de acento en estilos nórdicos y minimalistas. Pero si de un estilo es característico es, sin duda, del estilo boho chic.

Decorar con tejidos de macramé en el estilo boho chic

Inspirado en la estética de los 70, este estilo de decoración combina el sabor retro con el uso de materiales humildes y el uso creativo de elementos decorativos. Lanas, algodones y maderas naturales se combinan con objetos antiguos y reinterpretados. Botellas de vino vacías utilizadas como candelabros, tarros de cristal como floreros ejercen de detalles en estancias con muebles con barnices mate y tejidos humildes en colores muy ricos.

lampara macrame anthropologie

El macramé, especialmente cuando está elaborado con sogas de algodón, es un detalle perfecto para este estilo decorativo. Su textura mate y apariencia natural le dan ese aspecto bohemio que aportan los objetos hechos a mano y, aunque normalmente se utiliza en tonos blancos, está disponible en una infinidad de tonalidades que ayudarán a poner acentos de color en las zonas elegidas.

El uso de tapices, sillones, cortinas, hamacas y demás objetos grandes serán una declaración de intenciones a nivel decorativo y se convertirán en un punto focal de la estancia. El aspecto artesano y DIY influirá en el estilo general y permitirá crear un espacio acogedor y cálido.

Decoración de pared con tapices de macramé

Utilizar tapices de macramé para decorar paredes es un recurso muy utilizado en el estilo boho chic. Un clásico es colocarlos a modo de cabecero en un dormitorio o como decoración y punto focal encima de un sofá. No obstante, el uso de tapices en el diseño de interiores se puede adaptar a tus necesidades y gustos, ya que no tiene porqué seguir ninguna regla estricta.

Los tapices más habituales de encontrar son aquellos cuya estructura de soporte es una barra o, en ocasiones, una rama en bruto. Las sogas de algodón cuelgan de la estructura y combinan distintos tipos de nudos creando patrones con formas y dibujos. El color más habitual es el algodón en pie de tinte (una tonalidad blanco roto) aunque se pueden encontrar o teñir en todos los colores que se quiera.

Los diseños que tienen más aceptación son los que combinan los nudos en la parte superior y dejan el extremo inferior con flecos sueltos. Esta apariencia, ligeramente imperfecta, es magnífica para el estilo bohemio. Para dar un toque de color y conseguir una estética más atrevida, los que tienen colores degradados son perfectos.

Otra idea que puede aportar un toque decorativo muy original es hacer composiciones de tapices pequeños en una misma pared. Puedes buscar el contraste entre ellos a través de los colores o con formas complementarias. Aportará un detalle original y divertido a la vez que estás utilizando otro recurso decorativo del estilo boho chic, como el emparejar objetos desparejados.

Si te gusta la estética más coordinada, prueba a incorporar tapices con abalorios que coordinen con el resto de la decoración. Lo más habitual son las cuentas o anillas de madera. También puedes encontrarlos con abalorios de distintos colores para coordinar con las cortinas o la tapicería del sofá, por ejemplo.

Otros usos del macramé más allá de los tapices de decoración

Gracias a la versatilidad que ofrece el tejido de las sogas de algodón, se puede ir mucho más allá de los tapices en la decoración y utilizarlo en distintos elementos funcionales. Aquí tienes algunos ejemplos.

Maceteros de macramé

Si algo caracteriza el estilo bohemio es la incorporación de productos naturales, como las plantas, en los espacios. Uno de los usos más tradicionales y populares del macramé, aparte de los tapices, es precisamente el de los maceteros y cuelga macetas. Puedes utilizar maceteros colgantes con un diseño más intrincado en solitario o hacerte tu propio jardín colgante con plantas de distintos tamaños y estilos. Si optas por esta segunda opción, no te olvides de tener en cuenta que las plantas combinen entre sí y crear distintas alturas para evitar la monotonía.

Cortinas de macramé

Pueden dar una estética muy similar a la de los tapices pero estas son más largas y se utilizan para dividir espacios. Son perfectas para separar la habitación del salón si vives en un estudio, creando distintos ambientes o conseguir mejorar la intimidad de una habitación colocadas en la ventana. Permitirán pasar toda la luz a la vez que bloquean algo la visibilidad.

Sillones y hamacas de macramé

También sillones y hamacas son perfectos para la decoración bohemia. Podrás, por ejemplo, crear una zona de relax en tu propia casa añadiéndole el toque exótico del macramé. Si, además, los cuelgas del techo como hamaca, tendrás una zona perfecta de descanso. Una variante de esto son las cunas y balancines colgantes hechos con macramé, con los que conseguirás dar el toque bohemio a la habitación de tus hijos.

hamaca macrame anthropologie

Como ves, decorar con macramé es muy versátil a la vez que sencillo. Anímate a probarlo en tu casa y déjame un comentario hablando sobre tu experiencia si te animas. ¿Y tienes un tapiz de macramé en la pared de tu salón o dormitorio? 😉

Fotos: tapices de macramé a la venta en Anthropologie

You may also like
flores primavera decoracion
Flores de primavera para decorar tu casa
Decoración de Navidad
Tendencias de decoración de Navidad 2017
HM Home Primavera 2017
Decoración para la primavera 2017 – H&M Home
Inspiración Deco La Casa de Valentina
Inspiración Deco: la casa de Valentina Falcinelli

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario y para mi análisis de las visitas, para saber qué contenidos interesan más o menos. Por favor, pincha en "aceptar" para dar tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies